Resfriado…

Abro los ojos y veo mucha luz en mi habitación, busco mi celular debajo de la almohada, no escuché la alarma sonar esta mañana, entrecierro los ojos para poder ver la hora, ya es tarde y se me han pasado las clases -¡achú!- un estornudo se escapa de mi boca y me duele la cabeza, mis ojos empiezan a lagrimear y eso es solo señal de una cosa, necesito ir a la enfermería para que me den algo, me levanto de la cama sin intenciones de cambiarme, la pantalonera y la sudadera que uso para dormir son tan calientitos y no pienso quitármelos, camino hasta la puerta y me detengo colocando la mano en la perilla, en este momento recuerdo que no se donde queda la enfermería y no tengo ganas de perderme, después de un par de estornudos más regreso a mi cama a recostarme.